packaging

Etiquétate para el frío

Etiquétate para el frío y que no se te arrugue la marca.


El etiquetado de cualquier envase debe informar y tentar al consumidor. Pero las etiquetas para productos refrigerados deben además soportar las humedades en bajas temperaturas de las cámaras frigoríficas. Por ello elige correctamente para que el frío no las arrugue.
Primero de todo debes saber que los materiales de impresión de los productos refrigerados deben estar preparados para soportar humedades y bajas temperaturas. 

Es indudable que un buen envoltorio induce a la compra y nos sugiere cualidades positivas del producto. Pero no siempre se tiene en cuenta la resistencia y durabilidad de los materiales de impresión. Así que esto provoca que todavía encontremos en algunos comercios etiquetados que no cumplen con estos requisitos y se ven feos y arrugados.
Un comestible que se pasa su vida en la cadena de frío debe estar preparado para soportar las inclemencias de las cámaras frigoríficas. Para acabar siendo lo suficientemente atractivo,  tentar a la vista y llamar la atención al otro lado del mostrador.

¿ Por qué elegir una etiqueta para productos refrigerados?

Así es que los comerciantes de la carne lo tienen claro. Cada vez las carnicerías y charcuterías esmeran en que sus paradas luzcan de maravilla y aquí el etiquetado dentro de las neveras es clave.

¿Por qué ayuda tener etiquetada una bandeja de carne ?


– Porque potencia que el producto sea más atractivo.
– Para que el comprador recuerde y aprenda tu marca con cada paquete que inicie en casa.
– Ya sea para tener a mano el contacto de la tienda para nuevos encargos.
– Para que dar información extra de fechas de caducidad, lotes y elaborador … si procede.

El Etiquetado de la carne a granel no funciona de la misma forma que la envasada que puedas comprar en un supermercado. La información obligatoria por ejemplo en una parada de un mercado de muchos municipios debe estar a la vista del consumidor. Por ejemplo, lo puedes situar en un cartel, en una pizarra pero siempre forma parte de la rotulación de la tienda. Nos referimos al número de referencia o código de la carne que haga referencia al animal del que procede, país de nacimiento y / o engorde, precio por kg … y muchos otros datos obligatorios y necesarios para el consumidor.

Sea como sea mantener un etiquetado en condiciones óptimas es imprescindible hoy en día.
Como con el frío y la humedad no puedes luchar asegúrate de hacerlo con un etiquetado de calidad.

A día de hoy cada vez es más sencillo y puedes incluir tu marca y datos en las etiquetas para productos refrigerados siempre que quieras. De hecho es recomendable 100%. Puedes marcar tus productos con una etiqueta personalizada con tu logotipo y teléfono del establecimiento de forma fácil, rápida  y duradera. Y conseguirás además diferenciarte de la competencia en calidad y en maneras de hacer. Así que etiquetate para el frío porque el retorno de la inversión inicial regresará a corto medio plazo.